Los 5 mejores termómetros digitales para bebés de 2020: guía y comparativa

termómetro para bebés

Durante los primeros años de vida, un niño sigue siendo particularmente frágil, sobretodo cuando todavía es un bebé. La mayoría de los primeros síntomas de las enfermedades suelen ser dolores (con su respectivo llanto o queja) acompañados de fiebre. Esta es una de las razones por las que los padres deben tener siempre a mano un termómetro para bebés que que les mida la temperatura siempre que no lo necesiten.

Este tipo de dispositivo está diseñado para leer la temperatura corporal de un bebé o un niño. Esto permite a los padres tomar las decisiones adecuadas, especialmente en casos de fiebre. Sin embargo, no siempre es fácil elegir y encontrar el modelo adecuado entre la gran variedad de termómetros para bebés que hay en el mercado.

Para facilitarte la tarea, este artículo explicará la diferencia entre los diferentes tipos de termómetros y cómo usarlos de forma efectiva. Por eso hemos preparado esta guía de termómetro para bebés y su comparación, para que tengas toda la información que necesitas y así poder ayudarte a elegir el mejor termómetro para bebés.

1.Termómetro infrarrojo bebé SVMUU

Muchos dispositivos para bebés también son adecuados para el resto de la familia. El termómetro de infrarrojos sin contacto para la frente y el oído de la marca SVMUU entra en esta categoría de para todas las edades. Un rápido vistazo en la hoja de datos, proporciona información sobre sus principales características. Esta herramienta es multifuncional, y por lo tanto puede hacer mediciones de las temperaturas en distintas zonas del cuerpo.

Tiene un indicador de fiebre integrado en este modelo, así como un sensor de calor que puede dar una estimación en 0,5s. Excepcional velocidad de ejecución que permite el monitoreo de calidad y fácil, incluso cuando el bebé se mueve mucho. También se ha integrado una función de parada automática, así como un sistema de memoria de 99 temperaturas. Por todas estas razones y su precio totalmente asequible, entra en la zona de los termómetros para bebé más vendidos del mercado.

2.Termómetro bebé láser CocoBear

Este dispositivo cuenta con todas las virtudes de sus competidores anteriores, con alguna excepción en el rendimiento y velocidad, bastante obvio si tenemos en cuenta que es de los más baratos del mercado con estas características.

A destacar, que puede registrar hasta 20 lecturas, esto proporcionará un claro seguimiento en los cambios o variaciones de temperatura que pueda tener su hijo o incluso tu mism@. No te preocupes por el dinero, porque puedes conseguir este termómetro para bebés fiable y completo por ¡menos de 30 euros!

3.Termómetro digital frente Mosen

Os presentamos otro top ventas. Se trata de un termómetro infrarrojo 4 en 1, el termómetro de frente para bebés Mosen está fabricado para medir la temperatura del oído y de la frente como uso principal, pero también podemos usarlo para medir la temperatura por ejemplo de la leche, incluso de ¡la habitación!

Tiene una luz de fondo conformada por 3 colores, de esta forma cuando la temperatura de la parte corporal que estés midiendo es más alta que los que se considera normal, la luz de fondo se volverá roja para advertirte. Además, las últimas lecturas quedarán registradas para poder comprobar tu estado de salud a largo plazo.

4.Termómetro infantil Braun ITR30

El termómetro para medir la fiebre de tu bebé Braun IRT30 es de los más precisos del mercado y de las marcas más prestigiosas, presenta la tecnología infrarroja con un sensor de sensibilidad avanzado. Además, solo necesita 1 segundo para medir la temperatura de tu bebé, por lo que le convierte también en uno de los más rápidos. Su alta precisión facilita la lectura en segundos deslizando suave y cómodamente por la frente o insertando la sonda dentro del canal auditivo del niño.

Cuenta con un diseño muy elegante a la par de práctico. Con una pantalla LCD con retroiluminación te permite leerlo cuando no hay luz, si le sumas que es bastante silencioso, lo convierte en una opción bastante útil para emplearla en cualquier momento y sin despertar al bebé, y si te quedas durmiendo con él, no te preocupes ¡se apagará de forma automática en 30 segundos!

5.Termómetro para bebé oído Braun IRT6520

Braun sabe hacer las cosas, y lo demuestra con este otro modelo digital tan completo y preciso como el anterior. Tiene un diseño algo más convencional, pero se han centrado en darle cualidades altamente ergonómicas, puesto que la comodidad será una gran parte de la experiencia a la hora de tomar la temperatura a tu niño.

Otra de las grandes cualidades es la autonomía, podrás utilizarlo las veces que quieras y no verás su batería ceder. También cuenta con un novedoso sistema de feedback llamado “Exact Temp”, el cual te avisa que el termómetro está en la posición correcta para realizar la medición y que se ha realizado una lectura de temperatura óptima. Es un poco más caro que el resto, pero de seguro que su rendimiento y velocidad merecen la pena para tenerlo cerca en esos momentos de incertidumbre.

¿Cómo tomar la temperatura a un bebé?

Las enfermedades infantiles, como la gripe, la roséola, la nasofaringitis o el sarampión son enfermedades asociadas al aumento de la temperatura corporal del niño. Esta fiebre, sin embargo, es sólo la reacción natural del cuerpo para combatir dichas infecciones. En cualquier caso, una de las cosas más importantes que hay que hacer en este tipo de situaciones es saber cómo tomar una medida exacta de la temperatura. Ahí es donde entra el termómetro para bebés.

Para tomar la temperatura corporal de su hijo, utiliza un termómetro digital de farmacia, el dispositivo que fue diseñado para medir la temperatura corporal y mostrar los valores de la temperatura. Este dispositivo suele tener dos partes, un sensor de calor y un medio para convertir el cambio físico que se produce con la temperatura en un valor numérico. Es este sistema de conversión el que permite leer correctamente la temperatura corporal del niño, tanto si se elige un termómetro electrónico, de cristal líquido o digital para bebés.

¿Donde poner el termómetro a un bebé?

Tomar la temperatura corporal de su pequeño puede hacerse de diferentes maneras, pero dependerá del tipo de termómetro para bebés que haya seleccionado de todos los modelos del mercado. De hecho, para cada tipo de termómetro, la primera función será medir la temperatura, pero la forma en que se tome variará dependiendo de cómo se opere el dispositivo.

Si el termómetro rectal era el más recomendado para un bebé en el pasado, se debe principalmente a que ofrecía una medición de temperatura precisa. Sin embargo, hoy en día, los termómetros eléctricos, como los de frente o de oído, son mucho más cómodos de usar. Los padres no tendrán que desvestir al niño porque este modelo funciona para tomar la temperatura sin contacto. Para la seguridad de su pequeño, también puede encontrar termómetros para el baño y los biberones.

Los diferentes tipos de termómetros para niños

Hay diferentes tipos de modelos que debes conocer bien antes de hacer tu elección. La mayoría de los termómetros para niños que hemos recomendado anteriormente tienen varias características que se pueden resumir en:

  • El termómetro digital electrónico: equipado con una pantalla para la lectura de la temperatura, un botón de reajuste antes de su uso y una señal acústica para indicar los resultados y se diferencia del clásico termómetro para bebés por su diseño más moderno. Algunos modelos incluso tienen la opción de voz que anuncia la temperatura al final de la medición.
  • El termómetro de oído: es un modelo muy popular entre la mayoría de los padres, según las muchas revisiones de termómetro de bebés que se encuentran en Internet. De hecho, se sabe que es fácil de usar y más rápido, y que ofrece resultados precisos en sólo tres segundos, ya que funciona con infrarrojos.
  • Termómetro para la frente: Al igual que el termómetro de oído, el termómetro para la frente también funciona con infrarrojos. Colocada en el centro de la frente, la señal sonora anuncia el final de la lectura de la temperatura y los resultados se muestran en una gran pantalla codificada por colores.
  • El termómetro de tetina: para tomar la temperatura en la boca, este aparato especial para bebés es muy práctico. Con un sistema electrónico, este termómetro para bebés mide la temperatura del niño después de sólo unos minutos en la boca. De hecho, algunos modelos pueden incluso sincronizarse automáticamente a través de Bluetooth con el smartphone para que puedas seguir la evolución de la temperatura de tu hijo.
  • El termómetro sin contacto: una verdadera revolución en el campo de la medicina, este tipo de termómetro permite tomar la temperatura corporal sin ningún contacto. Simplemente dirija el rayo hacia cualquier parte del cuerpo a una distancia de 8 a 15 cm para una medición precisa de la temperatura.
  • El termómetro oral: para colocarlo debajo de la lengua, es un modelo de termómetro para bebés barato que también da resultados precisos. Sin embargo, sólo se recomienda para niños mayores de 4 años.

 

Consejos para comprar correctamente un termómetro de bebés

Para facilitar aún más su elección, te dejamos los principales criterios en los que debes basar tu elección antes de hacer tu compra, que son los siguientes:

  1. El tamaño: como se trata de un dispositivo para bebés, siempre es bueno poder llevar el termómetro con usted, especialmente cuando se viaja. Además, un tamaño lo suficientemente pequeño para caber en un pequeño botiquín de primeros auxilios será una excelente elección.
  2. Facilidad de uso: El termómetro para bebés que elija debe ser práctico y fácil de usar. El termómetro electrónico y el termómetro sin contacto serán excelentes opciones en este caso, garantizando una lectura de la temperatura sin molestar a su hijo que ya está muy agitado con su fiebre.
  3. Eficacia: dependiendo del método de toma de la temperatura, el termómetro puede o no dar resultados precisos. Sin embargo, en lo que respecta a la toma de la temperatura de un niño, el método rectal sigue siendo el más fiable. Los termómetros electrónicos, por otro lado, permiten registrar las temperaturas tomadas y así controlar la evolución de la fiebre. Sin embargo, el uso de un termómetro digital que utiliza el método axilar será una excelente alternativa si a su hijo no le gusta que le tomen la temperatura rectal.
  4. El precio de un termómetro para bebés: un criterio que también se agradece, el precio de un termómetro para bebés puede variar según su calidad y eficacia. Los modelos más básicos pueden ser comprados por menos de 10 euros, mientras que los termómetros digitales cuestan más de 10 euros. Los modelos más sofisticados, como los termómetros sin contacto y de oído, deben presupuestarse entre 30 y 50 euros o más.
  5. El tipo de termómetro: va a determinar mucho todas las características anteriores mencionadas, es decir no va a costar el mismo precio un termómetro digital que uno oral y no tendrá la misma facilidad, o simplemente no se utilizará en el mismo momento.

Artículos Relacionados

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)