Las mejores almohadas para dormir de lado: guía y comparativa 2021

mejores almohadas dormir de lado

No todas las almohadas son perfectas para todo el mundo. A algunas personas les gustan modelos más rígidos y otras más blandos. En realidad, no existe una ciencia exacta para elegir el tipo de almohada más adecuado.

Para elegir una buena almohada debes considerar varios factores, como tu postura al dormir, el peso e incluso los materiales de los que están hechas.

Hay cientos de almohadas para dormir de lado, como las que se usan para las rodillas o las que son alargadas para abrazar. En este artículo hemos recopilado 5 modelos de almohadas que creemos que son ideales, lo que le permite ahorrar tiempo y quebraderos de cabeza.

1. Almohada para dormir de lado Misiki

Con este cojín de material viscoelástico te olvidarás de terribles dolores de cuello, hombros y brazos. El secreto está su diseño en forma de mariposa, ideal para ancianos, estudiantes y personas que sufren de dolor matutino o trastornos del sueño.

El espacio del medio permite colocar el cuello. Sentirás como los contornos que ajustan a las curvas naturales de la cervical y los márgenes acolchados mantendrán tu columna cómoda y protegida contra movimientos bruscos o posiciones que coloquen demasiado peso sobre las vértebras.

Esta almohada tiene una extensión a nivel del pecho que amortigua el peso de la caja torácica sobre los hombros. Sentirás como se reparte el peso equitativamente sobre la almohada y no sobre los nervios torácicos. También tiene un reposabrazos y un ala que se amolda al hombro de abajo para liberar presión.

Por las mañanas, el efecto de memoria asegura que la almohada recupere su posición original y, a largo plazo, no deformará por el uso continuo.

2. Almohada para piernas Inslife

Si te gusta dormir de lado, pero eso te fastidia el equilibrio vertical para tu columna una opción perfecta son las almohadas para piernas.

Este cojín para piernas de la marca INSLIFE mantendrá alineados tu cuello y espalda baja evitando que tu rodilla superior caiga hacia delante. No se trata de un cojín común, ya que tiene un diseño curvo y suave que puede usarse durante toda la noche sin que comprometa tu circulación sanguínea o el movimiento nocturno.

Está construida con espuma de alta densidad con efecto de memoria. Es capaz de soportar el peso de las rodillas, evitando el giro exagerado e incensario de la cadera en busca de establecer una base sobre el costado. A partir del uso de INSLIFE tu espalda no quedará con un lado más hundido que el otro.

3. Almohada para abrazar Zollner

Esta confortable almohada alargada, de 1,45 o 2 metros, creará una línea estable de soporte para tu columna al momento de dormir de lado. Puedes ser usada individualmente por cualquier persona, pero es la favorita para mujeres embarazadas, personas que roncan, con problemas de reflujo o que las presentan dificultades para respirar.

También resulta muy útil para desempeñar actividades del día a día, como amamantar, ver televisión o el móvil, para sentarse en el sofá. Realmente tiene buena pinta, combina con cualquier espacio y su versatilidad del uso va acorde a tu imaginación.

El relleno puede es con fibra hueca de silicona y puede recargarse y distribuirse de manera personalizada, ya que cuenta con una cremallera escondida. Tampoco te preocupes por lavado, ya que funda de microfibrilla se puede meter en lavadora y soporta agua caliente. De esta forma se pueden eliminar ácaros y evitar alergias.

4. Almohada para rodillas Viewstar

Los materiales de fabricación son de primera calidad; su funda es de tela de Bambú por lo que no deberás preocuparte por los bichos, la sensibilidad de tu piel o por alergias respiratorias.

Mide 25.5 x 20. X 14.5 cm y su textura blanda y deja pasar el aire evitando que el núcleo se caliente por las noches. Se puede lavar en lavadora con agua temperatura ambiente y la memoria del material jamás se perderá.

Reduce los puntos de presión y evita las posiciones antinaturales de la cadera y espalda que terminen por darte dolores inexplicables de ciática, espalda o cuello. Esto aplica también para mujeres embarazadas y personas con sobrepeso.

Las almohadillas se van ajustando, poco a poco, a la posición de tus rodillas sirviendo como una cuña debajo de tus músculos para que se relajen en la posición ideal.

5. Cojín para dormir de lado Numoon

Es de las almohadas más versátiles y funcionales del mercado del sueño, ya que se puede ajustar en varias posiciones dependiendo de cómo gustes dormir: en posición fetal, erguido de lado, boca arriba o boca abajo. En cada posición, el cojín NuMoon podrá absorber la presión, evitando el dolor cervical, de manguitos rotadores y de la parte superior de los hombros.

Además, su funda es de extracto de Aloe Vera completamente natural, antirreumática y renegadora. Viene con otra funda adicional que podrás utilizar mientras lavas la primera.

Por dentro, tiene espuma viscoelástica con carbón de bambú, ideal para asmáticos. Esto mantendrá alejado a los ácaros y te librará de toxinas, olores desagradables y de la humedad.

Todas estas características la convierten en una almohada de alta fama y le ha merecido al Premio a la Innovación Ergonomía 2020 del Instituto Alemán de Salud y Ergonomía.

Beneficios de dormir de lado: ¿sobre qué lado es mejor dormir?

1. Mejor equilibrio hídrico

Dormir sobre el lado izquierdo del cuerpo favorece la correcta distribución de los líquidos corporales, coadyuvando a su mejor funcionamiento. Varias universidades han coincidido en que la linfa drena mucho mejor desde de la columna y encéfalo si se asume está posición por un buen rato.

De esta manera, las proteínas y grasas que no pueden ser metabolizadas o que ya no son necesarias en organismos, son excretadas con mayor facilidad. Esto incluye los beta-amiloides, que son péptidos cortos que podrían comportarse como toxinas, y se asocian con la enfermedad de Alzheimer y esclerosis múltiples.

2. Mejor circulación sanguínea

Al estar tumbado sobre el costado izquierdo, la arteria aorta, que es como “la autopista principal” de sangre oxigenada y rica en nutrientes para todos los órganos, tiene mejor flujo de sangre que en otras posiciones.

Esto es esencial para mantener constante el suministro de sangre por todo tu cuerpo. Este mismo principio aplica para la vena cava inferior, que es el camino de regreso de la sangre al corazón desde las extremidades inferiores.

3. Una mejor digestión

La mejora de digestión está asociado a un principio físico. Recostarse sobre ellos crea una corriente gravitatoria favorable y un menor desplazamiento de los órganos dentro del peritoneo. Esto es porque el bolo alimenticio (estómago e intestinos) están un poco hacia el lado izquierdo.

En al caso de las mujeres embarazas, se evita que el bebé presione arterias importantes y que vea comprometido el oxígeno y nutrientes a los órganos y el mismo saco natal.

4. Tu columna te lo agradecerá

Aunque parezca mentira, al estar de lado se evita, en gran medida, que el peso de tu cuerpo te afecte. Si las piernas están de forma correcta (usando una almohada de piernas) la curvatura de la espada será mucho mejor que al estar boca arriba o boca abajo. Esto es más notable en personas con sobrepeso, con problemas respiratorios y mujeres embarazadas.

5. Ayuda contra la acidez y los ronquidos

Dormir sobre tu lado izquierdo – con la cabeza levemente más arriba – favorecerá la calidad de vida de personas que sufren de acidez nocturna, hernias hítales y pesadez después de comer.

También resulta favorable para evitar los ronquidos, ya que la obstrucción de las vías respiratorias es menor, el cuello quedará más extendido para un mayor tránsito de aire y el peso de la panza no aplastará los músculos intercostales.

Aspectos a considerar a la hora de comprar una almohada para personas que duermen de lado

Cada almohada es única, pero no hay que negar que algunos materiales y diseños sirven mejor para las personas prefieren dormir de lado. Con el tiempo, los especialistas han visto como una almohada con soportes específicos es capaz de mejorar la biomecánica, el desplazamiento de líquidos corporales y el funcionamiento del cuerpo de las personas tras una semana de uso.

Se sabe que las necesidades varían según la talla, el peso, padecimientos de dolores específicos, alergias o sensibilidades y dependiendo del gusto en texturas y consistencias, no está de más que aprendas a evaluar, por ti mismo, cuál es la almohada más favorable para ti.

Ciertamente, todos los diseñadores te hablarán sobre los dones de sus productos y te lo ofrecerán con la solución a todos tus males, pero, la verdad es que solo tú tienes la información certera que te conducirá por la mejor opción. Cada diseño tiene curvaturas y materiales distintos, por eso, no debes caer en engaños.

📐 Grosor del cabecero

Evaluar el loft o espesor de la almohada es esencial al momento de tomar una decisión. A corto plazo, verificar si es capaz de sostener tu cabeza en un ángulo favorable para tu espalda y tu cuello.

Algunos cojines te permitirán varían el grosor de la cabecera o mover el relleno hacia el lado que prefieras, por lo que no está mal está opción si eres de los que les gusta experimentar con distintos niveles de altura.

🏗️ Soporte

No debes confundir grosor con soporte, ya que una almohada gruesa no es un reflejo automático de mayor soporte ni una delgada es sinónimo de fragilidad.

El soporte está relacionado con la capacidad sostener, uniformemente, la cabeza y el cuello sin que queden espacios de aire en el medio. Es este sentido, las almohadas de látex y de espuma sólida son las que más soporte brindan al usuario.

⚖️ Firmeza y punto de presión

Lo más recomendado para personas que duermen de lado son las almohadas de firmeza intermedia. Las mejores almohadas se irán acoplando a tu cabeza unos minutos después de empezar a usarlas.

No deben ser tan blandas como para que se hunda la cabeza y quede con un ángulo cerrado que desalinee la parte alta y baja de la espalda. Tampoco debe ser tan firme como para que no reparta el peso y genere mayor presión en la cabeza y termines con dolor de cuello y hombros.

Esto también aplica para las almohadas largas y cojines de rodillas y piernas. Si en los primeros minutos de relajación sientes que una parte de tu cuerpo acumula mayor peso de tu cuerpo que otras, debes probar con otra opción. De esta forma:

  • Cuida que las cabeceras tengas una curva sutil que empiece desde la parte baja del cuello. Tu cuello no debe quedar con un solo soporte en la punta, simplemente, debe reposar desde la base.
  • Las almohadas de rodillas deben permitirte el movimiento.
  • Las almohadas para abrazar no deben ser tan gruesas como para darte dolor de espalda baja. Deben ser blandas en la parte de abajo y de firmeza media arriba.

➰ Forma

Las formas son variadas y tu podrás escoger la que más te guste. Pero, lo más importante será que esta forma pueda mantenerse con el tiempo y no se deteriore por las orillas. El material visco elástico, látex y la espuma sólida son los mejores en este sentido.

💵 Inversión

Las almohadas de plumas son más caras que las alternativas. Una almohada de plumón puede costar entre $100 y $150, mientras que las de espuma de polietileno son más baratas. Los diseños en espuma viscoelástica y látex se consiguen entre $40 y $80. Por Amazon hay promociones muy buenas en este sentido.

¿Cuáles son los mejores materiales para este tipo de almohadas?

Hay que evaluar tanto los materiales internos como los externos (fundas y superficies), pues, ambos impactan directamente sobre su calidad y durabilidad. Estaremos de acuerdos en que no queremos una almohada que funcione bien los primeros días y luego pierda su forma y firmeza por la presión, el calor y la humedad que se desprende de tu cuerpo al dormir.

Los rellenos que más favorecen a las personas que duermen de lado son la espuma viscoelástica, látex y los cascos de trigo sarraceno ya soportan el peso, pero no son tan firme.

A. Espuma viscoelástica

Es ideal si duermes caliente, ya que se hará más suave con el calor. Sentirás como no deja huecos entre la superficie y tu cabeza dándote un apoyo completo, ideal para personas que sufren de torticolis y cuello rígido. Estas almohadas no le salen pelmazos o grumos con el tiempo y recuperan su forma original rápidamente. Sin embargo, a algunas personas podrían parecerles muy calurosas y con baja capacidad para airearse, por lo que es mejor escoger las versiones con núcleo perforado y platabandas con mallas 3D.

B. Trigo sarraceno

Están rellenas con las cáscaras del trigo sarraceno. Puedes tardar un poco en acostumbrarte a la sensación de peeling. Aun así, son de las almohadas más hipoalergénicas y limpias que podrás conseguir en el mercado, además, tiene excelente permeabilidad y el loft se puede ajustar quitando y poniendo granos.

Se ajusta a la forma de la cara, sensaciones al tacto es un poco dura, dando micro-masajes que estimulan la circulación sanguínea y linfática que tratan el dolor de articulaciones. Como efecto negativo, hay que estimar el ruido que hacen al estrujarlas y una rigidez relativamente alta.

C. Plumas

Son las más frescas y con tacto grueso y denso. No debe confundirse con los plumones, ya que están son plumas externas de las aves. No pesan mucho y duran muchísimo.

D. Látex

Es un material derivado del caucho, se pega bien al cuerpo como en el caso de la espuma, pero es un poco más maciza y no se hunde tanto.

E. Abajo

Abajo es el suave plumaje interior de patos y gansos. Deja pasar el aire con facilidad y tienen excelente soporte, por lo que tu cabeza no se hundirá en la madrugada. Por lo general, viene con algunas exteriores para reforzar la estructura.

F. Polyfoam

Es más adaptable que el látex, pero con las mismas cualidades en cuanto al contorno profundo. Es mejor para dormir caliente, pero hay versiones que airean el centro para minimizar la absorción de calor.

¿Qué tamaños tienen las almohadas para dormir de lado?

Así como las camas tienen tamaños más o menos estandarizados, las almohadas tienen un sistema de clasificación parecido. Podemos distinguir cinco (5) tamaños básicos de almohadas en el mercado:

  • Las de tamaño Estándar miden 20×26 pulgadas de ancho y son las opciones más compactas y baratas. Son buenas para colchones twin, twin XL.
  • Las de tamaño superestándar van por los 20×28 pulgadas de ancho. Es un tamaño difícil de conseguir y son una buena opción si los estándares te parecen pequeñas.
  • Las de tamaño Reina son de 20x 30 pulgadas de ancho. Es la presentación preferida para recién casados y te permitirán dar vueltas sin salirse de ella.
  • La presentación en tamaño Rey es de 20×36 de ancho. Se requiere un colchón grande para que puedan entrar dos sin problemas y son modelos un poco más costosos
  • Las almohadas de Cuerpo miden 48×20 pulgadas aproximadamente. Están hechas para ser abrazadas y acurrucarse con ellas. Sirve para aliviar el peso de los brazos fuera de la caja torácica y para descansar las rodillas al dormir de lado. Es perfecta para mujeres embarazadas.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)